viernes, 20 de marzo de 2015

la cronica de una muerte anunciada

Así como el libro de Gabriel García Marquez nos cuenta como es la Crónica de una Muerte Anunciada, en los negocios a veces no le hacemos caso a nuestros instintos y ello nos hace caer en resultados nefastos pronosticados por nuestra experiencia.

No es fácil, ya que cuando intuimos que algo puede salir mal, nuestra alma de luchadores incansables y la seguridad que tenemos en que podemos afrontar todo con mucha constancia y estrategia nos hace sucumbir en las peligrosos caminos de lo que yo llamo..el campo minado.

Hay campos minados, oportunidades que tenemos de negocios que sabemos que incluyen riesgos. Sin embargo cuando los riesgos ya fueron asumidos en el pasado sin éxito, significa que estamos enfrente de algo que lo más seguro es que no salga bien. La experiencia es la que determina nuestras acertadas decisiones de donde o  no meternos.

Hoy he reflexionado con ello, luego del amargo sabor de haber pasado muchísimas horas de trabajo e invertido un capital en una oportunidad que sabia desde un inicio que se perfilaba peligrosa.  Mi cliente que es amigo, desde el día 1 y hasta hoy no es consistente en sus ideas, disperso, inflexible, imponente en sus determinaciones, desordenado en su forma de actuar y comunicarse, una combinación explosiva en los negocios.  Si a esto le agregamos una relación de amistad que puede quedar lastimada si no resulta, peor aun.

Por que caí en esto? Pues por mis convicciones de que  siempre que se pueda,  las oportunidades que se presentan  deben tomarse; si sabemos que tenemos la capacidad de ejecutarlas. Se lo decía a mi equipo de ventas, un cliente con una necesidad, con ganas de invertir en tu servicio, que paga, debe abordarse con toda la energía.  Pues tengo que reconocer que estas premisas en las que creía no están muy en lo correcto en algunas oportunidades- Las relaciones comerciales enfocadas en servicios deben ser de respeto mutuo; y las condiciones de trabajo deben ser convenidas y aprobadas entre ambos. Hay alguien que paga y otro que da un servicio; pero esto no significa que el que paga puede imponer su manera de hacer el negocio. Cuando esto sucede, es poco factible un buen resultado.



domingo, 1 de marzo de 2015

ojo por ojo

Si hay un comportamiento del ser humano que demuestra el nivel de madurez y como digo yo el nivel de vida que tienes encima, la cantidad de golpes que has superado, que demuestra lo grande o pequeño de tu corazón es el actuar bajo la anticuada regla del Ojo por Ojo.

No me saludas, yo no te saludo, no me das regalo, yo no te doy regalo, no me ayudas, yo no te ayudo,  no me invitas, no te invito, no me pones el "me gusta" en facebook, yo tampoco;  no me sigues, no te sigo en twitter; y pare de contar.

De repente te encuentras con un amigo que ya no te saluda...e inmediatamente te preguntas ¿Que le habré hecho yo?, aunque lo más probable es que este en un mal día.

Reconozco en mi persona que no es fácil olvidar los desencantos de no recibir la llamada en tu cumpleaños de ese querido amigo que aprecias y que siempre llamas en su cumpleaños. Reconozco que me ha costado recuperarme de haber invitado a merendar a 5 amigas y una de ellas ni vino ni nunca llamó a disculparse por no venir. Reconozco que me ha costado asumir  en la mirada de algunas personas el "qué me importa", cuando llena de entusiasmo voy a contarles mis buenas noticias.  Y reconozco que no es fácil caer en la tentación del ojo por ojo en esos casos; ya no llamar en su cumpleaños a mi amiga, no volver a invitar a la otra, o separarme de aquellos que no siento que comparten mis alegrías. La realidad es que la mayoría de las veces todas estas situaciones no tienen la lectura que le damos, y son simplemente resultado de cosas tontas sin importancia que no ameritan tomar "represalias". Posiblemente mi amiga el día de mi cumpleaños estuvo muy ocupada y lo olvidó; la otra no tomó la merienda como una invitación formal y aquella en el momento que fuiste a contarle estaba con su mente en otra cosa.

Para ello digo yo están las segundas oportunidades. Dejemos que el tiempo nos diga si efectivamente debemos tomar alguna acción; pero mientras tanto nuestro corazón esta abierto a dar sin recibir.


jueves, 22 de enero de 2015

Cortando al pasar

Eres buena vibra para los demás? o eres un cuchillo que corta por donde pasa? 

Una buena compañía es uno de los placeres más exquisitos de la vida. El sentirse agradado y cómodo en un momento, es tan relevante e importante que ello es la razón no 1 por la cual se mueve el ser humano en una dirección u otra. Esto implica desde estar a gusto con quien te corta el cabello, o te atiende en un restaurant..hasta por supuesto estar a gusto con los amigos o la pareja o el socio; o el compañero de trabajo. Es tan importante que el mundo del mercadeo y las ventas reconocen que la calidad del servicio está muy por encima de la calidad del producto que se vende, ya que la calidad es una percepción que depende del ojo del que lo aprecie.

Los momentos a gusto con otros no pueden forzarse, quizás en una primera instancia puedes engañar con falsos y adulantes comentarios,pero ello no es sostenible..el sentirse bien es una "sensación deliciosa" que sólo se manifiesta cuando es auténtica y uno en ese momento es libre de ser como su yo más íntimo.

Ser una persona que cuide sus pensamientos y se enfoque en lo positivo de cada uno es la cualidad que en mi opinión ayuda a vivir sensaciones de bienestar cuando estas en compañía de gente que es como tu. 

Sin embargo gran parte de los seres humanos se empeñan en ser tóxicos con sus comentarios, haciéndole la vida de cuadritos a quienes le rodean. Frases toxicas pueden tumbar hasta el mas fuerte de los soldados. Hay quienes tienen una fortaleza para deslizarse sin ser tocados por las amargas espinas de las palabras mal intencionadas; pero ellos mismos serán los primeros que huyen de ese tipo de personajes. Me refiero a los van "cortando al pasar", los que hablan mal de los demás incluyendo sus propios amigos, a los que basándose en su honestidad te lanzan aquello de " tu si que te engordaste", "Si te ves mal , que te paso?", "Tu si que estas flaca", "¿y tu marido que hace tiempo que no lo veo?", "Que bueno que te veo, hace tiempo que veo siempre a tu marido solo"; "me pondré una faja para no parecer mi amiga ....",  "Que hacen tus hijos en su tiempo libre, porque no los he visto en ninguna de las fiestas, no los invitan?", Uhi,esa barriga de embarazado, no haces ejercicio?

Lo peor es que te lanzan esos comentarios de mal gusto en medio de una risita irónica, a modo de chiste,pero cuidado y se te ocurre responderle con algo igual como" La verdad es que tu también estas mas gordo, sera que es un virus?...

Mi reflexión con este tema es que el uso de las palabras es un don que D_os nos dió y no se lo dió a ningún otro ser viviente. Utilicemos ese don para el bien de nuestro entorno y dar buena vibra al ambiente en donde estemos. 





sábado, 17 de enero de 2015

La siembra


Ser padres siempre me ha parecido lo más similar a un agricultor, aquel que siembra con el objetivo de tener una fuerte y saludable cosecha. Cuando se es padre o madre, no se sabe mucho del tema, y se comienza a ejercer el rol con el menos frecuente de los sentidos...el sentido común. Nos guía solo el amor a nuestros hijos y la intuición de lo que creemos es bueno para ellos, basándonos en nuestra experiencia personal tanto en nuestra crianza como lo aprendido en la vida.

La crianza de los muchachos se hace a la par de innumerables compromisos de trabajo, familiares y bajo el contexto además de lo que toque vivir con ellos, que muchas veces escapa de nuestras manos. Nos preparamos como podemos para las vacas flacas, como el agricultor se prepara para las lluvias o para las plagas.

Cuando se es padre se es muy consciente de que nuestro comportamiento es modelo para ellos y sera una de las piezas claves para su formación. Y allí pues uno no tiene mas que desear que hayan tomado todo lo bueno, y lo malo no lo consideren. Nosotros somos humanos, y es imposible manejarse completamente bajo control en la vida.

A través de mis actos espero mis hijos hayan aprendido a que ser noble de corazón tiene el fruto mas grande que es la satisfacción personal, esa paz interna que a uno lo hace sentirse bien.

A través de mis actos espero mis hijos hayan aprendido que las personas, sea quienes sean, merecen tanto respeto como el que debemos exigir hacia nosotros mismos.

A través de mis actos espero hayan aprendido que las acciones y gestos de quienes nos rodean es lo más importante para saber quiénes son. Debemos buscar la manera de rodearnos de quienes hemos visto que actúan de manera consonante con nuestra manera de ver las cosas. Abandonar las relaciones con quienes deseamos tener cerca es el tiempo perdido que más cuesta recuperar. Valorar las amistades es algo que espero logren afianzar en sus corazones.

A través de mis actos espero que mis hijos hayan aprendido a escoger las luchas en las que vale la pena involucrarse y en cuáles no. Los valores de uno, no son negociables, y la nobleza no se puede confundir con ser tolerante ante los atropellos. Pero también necio es aquel que lucha contra algo que esta fuera de su alcance; o contra algo de lo cual no tiene la seguridad absoluta de que es.

A través de mis actos espero hayan descubierto que perder el control por tonterías no vale la pena, y que el buen humor es de las cualidades que más nos ayudan a disfrutar la vida.

A través de mis actos espero hayan aprendido que nunca se deja de aprender, que nunca dejamos de cometer errores, y que lo importante es reconocerlos, corregir y pasar la página. Darle tanta importancia a algo en lo que nos equivocamos nos da tristeza, frustración y no nos permite avanzar.

A través de mis actos espero hayan aprendido a respetar a nuestros abuelos, a tomar de ellos lo que nos gusta...así es como deseo me respeten cuando ya sea una viejita como dicen Ustedes.

A través de mis actos espero hayan aprendido a ser ambiciosos en sus metas y que la consistencia de sus pasos harán posible lograrlas.

A través de mis actos espero hayan aprendido que muchas veces nos toca poner prioridades y dejar a un lado por un tiempo las metas, ya que ser flexible y comprensivo a la realidad es algo que toca cuando tenemos responsabilidades.


Deseamos de corazón, nosotros los padres que nuestra siembra sea la mejor, por ello mi felicitación y agradecimiento a quienes cada día dan el todo por el todo por sus hijos.



viernes, 19 de diciembre de 2014

El lado Oscuro

Estoy convencida que todos tenemos un lado oscuro que no es agradable, aquello que nos hace irritables e indeseables de a ratos ante terceros. Hay quienes ese lado oscuro lo tienen muy desarrollado y son mas bien pocas las veces que son compañía agradable para otros..pero lo cierto es que todos lo tenemos. Mi punto de vista es que uno se debe quedar con lo bueno que cada quien tiene, y ese lado que no nos gusta simplemente lo evitamos o lo ignoramos; por supuesto mientras sea tolerable; y siempre y cuando la base de nuestros valores sean compartido entre ambos. Si no es así, simplemente estará fuera del circulo de  personas con la que me gusta relacionarme.

El venezolano standard tiene ese lado oscuro que ha estado potenciándose en los últimos años a raíz de la situación del país. El venezolano es risueño, cálido, tolerante y ello le ha permitido a Venezuela convertirse en cuna de una inmensa inmigración. El inmigrante llega a este país y se siente en casa desde un inicio. Son cualidades no muy comunes y por ello han sido nuestra mejor carta de presentación. Sin embargo, por el otro lado, el venezolano es vivo, no le gusta cumplir reglas, es impuntual, mentiroso cuando se trata de buscar excusas para faltar al trabajo, no tiene idea de lo que es cuidar y mantener lo suyo, y tiene entre sus prioridades su imagen por encima de la educación y la salud.

Obviamente la nobleza de carácter que le hace ser amigo de todos la usa para mantenerse a punta de palanca para conseguir todo. Siempre tiene un contacto que le busca lo que necesita; desde un puesto en el estadio, hasta un crédito en el banco.

El problema aquí es que el lado oscuro de los ciudadanos se ha vuelto un fenómeno sin precedentes. La viveza se ha agudizado y se nos hace insoportable para todos los demás, los raspa-cupos de las tarjetas de crédito, los importadores de conteiners vacíos, los que cambian el dolar negro teniendo dolares preferenciales,el que compra lo escaso para revender al doble o triple, en fin. Las ausencias en el trabajo de los empleados se han potenciado y los ratos de trabajo eficiente son tan pocos que se hace insostenible para cualquier empresario o comerciante. Ahora todos sin excepción salen disparados de donde estén si les avisan a las 10 am que hay la escasa harina pan, o leche, en el supermercado cerca de la oficina. Ya las excusas de la abuelita enferma, la mama que se cayó o la comida que me cayó mal ayer son tan repetitivas que apestan.  La impuntualidad se convirtió en un problema menor; sin embargo es tanto el abuso que ya no es tolerable. La palabra de un compromiso se ha vuelto nada.

El venezolano aplica entonces su cualidad de tolerancia y "buena vibra" para aceptar de lo mas natural que esta forma de vivir son parte de lo que toca hacer para "salir pa lante". Se lo vacila, lo cuenta como sus logros y ademas tiene un montón de "panas" que se lo celebran.."..."este tipo si se sabe mover".

Este venezolano es el que defiende a su país con un patriotismo tan falso que ni el se lo cree, diciendo...crisis hay en todas partes," aquí todavía se vive bien". Por supuesto saben que con esa forma de vivir y de hacer las cosas en ningún país podrán sobrevivir sin meterse en problemas.

Tengo que reconocer que mi filosofía de quedarme con lo bueno de cada quien cada vez me cuesta más aplicarla para quienes me rodean en este país, y mi círculo de relaciones es cada vez más pequeño. Si hay algo que no entra en esa negociación de lo agradable y desagradable es tener en mi entorno gente que se olvidó que el mas grande honor de un ser humano es lograr las cosas que tiene con el sudor del trabajo digno y que una "pequeña mentira" es una manera marginal de resolver las cosas.






martes, 9 de diciembre de 2014

Estallido silencioso

Si me preguntan que pasa en mi país en este momento tengo que decir que esta a punto de quiebre, a punto de un estallido, pero no de un estallido popular, un estallido silencioso que estamos experimentando muchos de los que vivimos aquí. Un grito silencioso, porque no queremos convertirnos en personas amargadas que constantemente se están quejando; pero es lo que provoca. Un estallido que esta haciendo huir a muchos de manera rápida pero silenciosa, un estallido que saca lagrimas a una señora cuando habla con otra en alguna cola del supermercado o de cadivi, o en una farmacia.

Es insostenible vivir en un país donde el día a día se convierte en un espacio en donde ocurren las cosas mas insólitas que te impiden hacer lo elemental. Desde no poderte hacer una mamografia de rutina porque el equipo esta dañando y no habrá repuestos por lo menos en 6 meses mas,  desde no poder cambiar un caucho que se te pinchó porque no hay cauchos en Vzla, desde no poder comprar leche, azúcar, café, etc.. ya que se terminó en la casa, y no hay en ningún supermercado desde hace meses; y podría seguir contando las dolencias mas increíbles y mas criticas que vivimos.

Uno puede pensar que la gente humilde también esta sufriendo, pero no es así. La realidad es que desafortunadamente la mayor parte del pueblo ha sufrido muchísimo y ha estado desasistido y excluido por demasiados años; y ahora aún cuando padecen de los problemas como todos, no es el mismo impacto. De hecho tienen acceso ahora a celulares económicos, electrodomésticos y zapatos o ropa subsidiada que les permite aunque sea poco tener ciertos privilegios que antes no tenían. Algunos han sido afortunados y tienen tarjeta de crédito, han podido viajar o vender su cupo de viajero; y si tienen algún familiar trabajando en el gobierno puede hasta que hayan conseguido una casita o un carro; o tickets para algún espectáculo. Claro, no son todos, hay quienes llevan una gran carga y sufren; pero saben que no hay solución y se conforman.

Yo no me conformo, pero no quiero luchar mas.  He trabajado honestamente por mas de 25 años, sin caer en facilismos y corrupción, pero ya no me es suficiente, quiero una vida digna que me permita tener lo elemental y si se puede, un poco mas. No tengo fe en el liderazgo, siento que son mas de lo mismo pero de otro color. Simplemente tire la toalla como dicen, y de alguna manera buscare con mi familia otros caminos, que serán duros, pero el tiempo otorgara sus frutos. Este país lo amaba, y lo seguiré amando pero con el recuerdo en mi corazón de lo que era. Es como aferrarse a ver a alguien querido sano, y evitar pensar en la imagen de cuando estaba enfermo...me quedo con lo bueno, que sera mi antídoto cuando extrañe mis raíces.





lunes, 1 de diciembre de 2014

no pain no gain

Cuando se ha logrado tener algo con mucho esfuerzo y se pierde, ten la confianza que lo volverás a tener en el tiempo. Esto me lo dijo mi jefe hace muchísimos años. En ese momento pensé que era muy gentil conmigo tratando de darme ánimo en un momento en la vida de nuestra familia en donde estábamos en completa banca rota, habiendo perdido prácticamente todo.

El tiempo no fue tan corto, fueron  5 años los que nos tomó salir de la crisis y 10 años los que nos tomó volver a estar donde estábamos antes; y de allí en adelante ha sido crecimiento lento y consistente. Efectivamente estaba en su razón mi jefe. El es una persona hoy en día en los 80 años y que me cuenta que cuando tenia 50 ya había pasado varias crisis financieras y también había estado varias veces en la cumbre. Jacqueline me decía,hay que tener, perder y recuperar para lograr un crecimiento sólido. 

Hoy  he recordado esta lección y estoy feliz porque nuestros hijos morochos a los 14 años ya pudieron comprobarlo.

Ellos son nadadores desde los 5 años, habiendo dedicado mas de 9 años a este deporte logrando estar en los primeros lugares desde sus inicios en toda competencia que asistían dentro y fuera de su colegio. Quizás había algún día malo, pero rápidamente se recuperaban.

Sin embargo en el 2012 pasó algo diferente. Salían de Primaria siendo los dos excelentes en sus notas y también en la natación. Pasaban también al bachillerato siendo los mas pequeños de su año. Sus compañeros comenzaron a crecer y ellos aún no en la velocidad que el grupo lo hacía. Eran pequeños en tamaño y en madurez.   Bajaron mucho las notas, y en la natación el resto de los competidores también habían crecido por encima de ellos. Su confianza cayó y su rendimiento también. En sólo unos meses en las competencias de natación ya no lograban sus tiempos; y se les comenzó a ubicar en las series en donde nadaban los menos experimentados. Fue un año bastante difícil; en donde tuvieron que aguantar una actitud desafiante de compañeros de clase y de natación. El 2013 arrancó también bastante mal y decidimos en conjunto retirarlos de las competencias, tomándose ambos un tiempo. Este año  2014 arrancaron nuevamente en las competencias,  ya sintiéndose listos,.pero sabiendo que tenían que estar de la mano de los más novatos hasta lograr en el tiempo nuevamente ganar. Ayer inició la liga ínter-colegial y contra todo pronóstico, en esta oportunidad sorprendieron a la audiencia estando siempre en  el podium de medallas. Hoy uno de ellos me decía...Mami no sabes lo bien que se siente volver a ser el que era.

Efectivamente este momento es sólo una muestra de lo que a veces la vida nos exige, sufrimiento para después disfrutar cuando se logra la meta. Pero además este tipo de experiencias nos hacen agradecer cuando las cosas se logran con facilidad; sólo por tener talento; y ello es mágico también. Las oportunidades cuando se tienen sin tener que hacer mucho, se agradecen.  Aprovecha en esos momentos para guardar energía para cuando hay que buscarlas o recuperarlas.